“La casa de las flores”: una telenovela diferente

La casa de papel arrasó internacionalmente en Netflix el año pasado, sin embargo, este verano es otra casa la que ha revolucionado las redes; La casa de las flores.

Todo el mundo hablaba a finales de agosto de La casa de las flores, una serie mexicana que ha producido la plataforma y que se ha convertido en “la bomba”, especialmente en los países de habla hispana.

Fuente: La Prensa Perú

La serie se dio a conocer por la gran polémica que sufrió al elegir al español Paco León para interpretar un personaje transexual, siendo eso, una interpretación. A pesar de que la audiencia consideró esto un fallo gordo, consiguió captar la atención del publico más adelante ya que es finalmente considerada una serie que enfoca sus esfuerzos en el colectivo LGTB+.

Fuente: teleprograma

Con una sola temporada (de momento), se trata de una especie de telenovela de toda la vida, a la que se le ha aplicado ciertos cambios para dignificarla y poder darle la vuelta al contexto. Las tramas con locura, los giros inesperados, las mentiras y traiciones se dan en ella, pero todo con un sentido del humor distinto, en el que consigue ue se ría de sí misma, sin tomarse demasiado en serio.

Bien es cierto que en las series de este estilo suele primar el tema del amor imposible entre una joven (normalmente de una clase inferior) hacia un joven, con los impedimentos de personas “malas” de por medio. Sin embargo, Netflix apuesta por la renovación y modernización de las tramas, por lo que asistiremos en esta temporada a la destrucción de un familia adinerada, la familia de la Mora, que saca a relucir todos sus trapos sucios poco a poco cuando la amante del padre de la familia se suicida.

Fuente: La Republica Perú

También se tiene en cuenta que las relaciones amorosas no se dan únicamente entre personas heterosexuales, se busca la visibilidad de los bisexuales, los transexuales e incluso los travestis con un cabaret de por medio, en el que podremos disfrutar de canciones de Alaska o de Gloria Trevi.

Fuente: SIPSE

Además, la serie cuenta con una protagonista considerada “la diva de los culebrones mexicanos”, Verónica Castro. A esta se le suma otra gran revelación, Cecilia Suárez (Paulina de la Mora), de la que todos hablan.

La pregunta que ahora todos se hacen es si habrá una segunda temporada. Después de los 13, el último episodio cierra dejando la puerta abierta a una posible continuación, y Manolo Caro ya ha asegurado que él aceptaría dirigirla pese a que Verónica Castro mencionó que con una temporada ha tenido suficiente.

“No lo voy a negar, me encantaría hacerla. Es una locura lo que está pasando, si mañana me dicen de una nueva temporada, yo feliz la hago”

Nos falta la confirmación de Netflix, que seguramente no tarde mucho en llegar, esperemos que no desaprovechen el culebrón LGTB+ con el que han reventado el verano.

TRÁILER:

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *