8M, 8 series

Con motivo del 8M, hablamos hoy del feminismo que hay o no hay en diferentes series.

Es normal que automáticamente pensemos en Las Chicas Del Cable, pues antes de salir a la luz ya se autodenominaban como “serie feminista”. Pero tras su estreno, mucha gente lo criticó y ha llegado a tener gran debate en redes sociales sobre si es o no feminista. La serie está protagonizada por cuatro mujeres que intentan ser dueñas de sus vidas, algo difícil en el pleno Madrid de los años 20. Interpretadas por Blanca Suárez, Maggie Civantos, Ana Fernández y Nadie de Santiago, acaban por verse arrastradas por su vida amorosa y ahí es donde surge el problema: ¿pesa más eso que ellas mismas? Por otro lado, la serie refleja muy  bien los problemas de ser mujer que, aunque en menor medida, siguen existiendo. Sin ir más lejos, el personaje interpretado por Maggie Civantos es víctima de maltrato por parte de su marido; lo que determina el resto de su vida.

Resultado de imagen de las chicas del cable

Nola Darling (She’s gotta have it). Esta sería el perfecto ejemplo de serie feminista, aunque un poco lenta de argumento y acción, el espíritu de mujer independiente está muy bien representado en la protagonista. Nola es una artista de 27 años que se define a sí misma como “pansexual, poliamorosa y sexo-positiva”. Además, incluye conversaciones entre los personajes que apuntan y mencionan directamente al feminismo, al arte y a la música; en cada capítulo aparecen diferentes portadas de discos enrevesadas en la acción. Todo ello siempre contra el racismo, la misoginia y los estereotipos.

Imagen relacionada

Girlsboss: Basada en una historia real, su nombre tiene tanta fuerza como su protagonista, sin embargo la serie se queda muy  en la superficie del movimiento feminista. Sophia, interpretada por Britt Robertson, consigue emprender un negocio y hacerlo existoso. En datos reales, llegó a facturar hasta 100 millones de dólares al años, con 300 empleados y fue mencionada por Forbes. Pero la serie acaba sinedo víctima del capitalismo y perdiendo los verdaderos valores feministas. La protagonista hace lo que quiere y cuando quiere, pero en ningún momento se para a reflexionar o reivindicar sobre el tema. Por otro lado, la serie consigue ese carácter cómico de una protagonista que “va a su rollo”.

Resultado de imagen de girlboss

Orange is the new black: se convierte en la primera serie protagonizada solo por mujeres. Recalca de manera desprejuiciada y realista temas como el abuso sexual, lgtb , las clases sociales, los deseos y los problemas de las mujeres. Los personajes, construidas con fondo y sin estereotipos, atraviesan argumentos difíciles sobre lo que es convivir y sobrevivir en una cárcel que las lleva a la lucha de poder entre ellas. La serie une a mujeres de todo tipo, raza y edades, y les dota de una historia que el espectador va conociendo según avanzan los capítulos. Son mujeres con fuerza, independientes, que aprender a vivir en un terreno duro. La sexualidad es un tema que se trata con total naturalidad, lo que termina muchas veces en homofobia por parte de los guardias e incluso de las propias reclusas. En definitiva, es una mirada a la diversidad y a la libertad sexual.

Resultado de imagen de orange is the new black

13 reasons why: Básicamente, y aunque la serie lo toca muy por encima, la protagonista sufre bullying y discriminación por el simple hecho de ser mujer. Hannah Baker es tildada con adjetivos como “puta” o “zorra”. Es decir, que se debería hablar más de violencia machista, como también lo sufren los otros personajes femeninos. Sin embargo, se trata muy por encima: el espectador tiene que estar informado para darse cuenta de la verdadera razón de ese bullying. De esta manera, la violencia machista acaba por invisibilizarse.

Resultado de imagen de 13 reasons why

Girls: comedia en la que cuatro chicas de 20 años y cada uno diferente a la otra, pasan por el proceso de tomar las riendas de sus vidas. Sus personajes rompen con los estereotipos; son mujeres reales con defectos y virtudes que tratan con total naturalidad temas femeninos que han sido tabús. Cosas como la libertad sexual tanto en ellas como en los personajes masculinos, el cuerpo de la protagonista que rompe con los absurdos cánones impuestos, la amistad o el descartar el amor romántico hacen de esta serie un buen ejemplo en valores feministas.

Resultado de imagen de girls serie

Big Little Lies: combina drama, comedia y misterio a partes iguales. Partiendo de que está protagonizada por tres mujeres dueñas de sus vidas, la serie rompe con el orden establecido por el patriarcado. Cada personaje femenino tiene un objetivo, siendo diferentes entre ellas pero coincidiendo en que todas buscan algo. A parte de la familia o el amor, buscan el éxito en otros ámbitos. Además, se muestran con deseos, inquietudes, problemas y equivocaciones. Sin embargo, llega a haber rivalidad entre algunas de ellas.

Resultado de imagen de big little lies feminismo

Glow: Por primera vez, la lucha libre está protagonizada por mujeres y, con más merito aún, en los años 80. La protagonista, una mujer con fuerza, nos enseña que no importa cuantas veces te caigas, tienes que levantarte. Muchos la apodan como “una serie necesaria“. La lucha libre acaba quedándose a un lado para centrarse en lo principal, el empoderamiento de la mujer.

Glow

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *