Miss Caffeína baila con el pasado en ‘Oh Long Johnson’, su nuevo disco

Tres años hace ya desde que saliera a la luz “Detroit”, y parece que fue ayer porque sus canciones no han dejado de sonar desde entonces. Ahora Miss Caffeína vuelven con Oh Long Johnson”, su nuevo trabajo donde se reafirman en el pop electrónico más bailable y auguran el que va a ser uno de los próximos discos del año.

Un disco que apuesta por tomarse las cosas menos en serio, como demuestra el título del disco, una referencia al famoso vídeo viral de un gato, hacer las paces con el pasado y ser más auténticos, presente en ese estilo marcadamente pop en el que el grupo ha encontrado su sonido. Un sonido más limpio y minimalista que casi nada tiene que ver con aquel “Detroit” intenso y trascendental. Analizamos cada una de sus canciones en detalle:

“Oh Long Johnson” abre el disco con una gran declaración de intenciones de Miss Caffeína; en ella hace una reflexión sobre una sociedad esclava de las nuevas tecnologías y el consumismo, una sociedad idiotizada donde importan más las apariencias que lo de dentro, y donde una mano amiga puede salvarnos por un rato.

“Merlí”, ‘estúpido, ¿tú cómo vas a ser único?’, reza este temazo que habla de la aceptación de uno mismo y los miedos que nos invaden cada día. Inspirado en el personaje de la famosa serie de TV3 del mismo nombre, transmite un mensaje potente y una melodía profundamente pegadiza que se clava en el cerebro a la primera escucha. Fue el primer single que salió a la luz acompañado de un hipnótico videoclip producido por Garage Films.

Miss Caffeína no pierde su estilo cañero en “Fiesta nacional” y tiene un par de palabras con todos aquellos que se atrevieron a decir al grupo cómo debían actuar y qué camino debían seguir, además de aquellos que solo saben criticar, los llamados haters, que encuentran en las redes su mejor diana. Gracias a ese riff entre estribillos se convierte en una de las mejores canciones del disco.

El segundo single lo compone “Reina”. Hacía falta un mensaje así. Un tema arriesgado pues, como ha dicho Alberto en alguna ocasión, se trata de una canción muy personal. Un asunto, el del acoso escolar, que por desgracia está a la orden del día y del que se debería hablar mucho más. Sin embargo, no se canta desde el rencor, sino del perdón y desde el orgullo de haber salido a flote en medio de toda esa oscuridad.

“Calambre” podría ser la segunda parte de Reina pero con un tinte mucho más oscuro, creando una pieza muy experimental a nivel instrumental y un final sorprendente. Una letra también muy personal donde el miedo y la ironía (“al fin al cabo eres el hombre más viril y más osado”) también están muy presentes.

La positividad vuelve a reinar con “Prende”, ese hit disco y revienta pistas que habla del deseo y la atracción, de dejarse llevar y caer en la tentación.

Una tentación que se puede volver tan tóxica que llega a envenenarlo todo como en “Planta de interior”, letra combativa con bases funk y cambios de ritmo que grita un “para ya de joder, joder” que se coreará alto en sus conciertos. Le sigue “Cola de pez (Fuego)”, donde se nota lo que han cuidado las bases en este disco. Nos encontramos con una base dance con sonido dosmilero que lanza dardos en forma de estrofas como Podría hablarte del rencor y de la química/de ser valiente, de formar una familia/Y tú saldrías corriendo otra vez o Quieres liderar contra un gran batallón/Pero no tienes ni las ganas ni el talento que yo. Valor y ganas.

Ganas de vivir y disfrutar de la vida que cantan en “Bitácora” con ese bonito estribillo que apuesta por cometer siempre “los mismos putos errores”. Le sigue “El gran temblor” que juega con los medios tiempos y ritmos en tensión que rompen sin llegar a resolver. Y cierran con una lenta “Ausentes presentes”, preciosa balada que habla de los que ya no están, de la nostalgia y del olvido. Un final que invita a rebobinar y repetir en bucle un disco lleno de posibles singles y muy bailable.

Como el propio grupo ya ha expresado anteriormente, “Las canciones hablan de forma frontal de cómo se ve este naufragio cuando paras un segundo a sacar la cabeza, de ganar perspectiva sobre el lugar donde creciste y de cómo las pantallas nos roban la mirada hacia el exterior y nos olvidamos de nosotros mismos. También de echar de menos cuando estás perdido en esta marabunta y de las cosas que hacen que la vida sepa mejor”.

Miss Caffeína ya han anunciado las primeras fechas de la gira de presentación del nuevo disco, que arrancará a finales de marzo. Las entradas se pueden comprar a través de Wegow.

28 de marzo · BILBAO · Sala Sonora
4 de abril · SANTIAGO DE COMPOSTELA · Sala Malatesta
5 de abril · UVIÉU · Espacio Estilo
6 de abril · VITORIA-GASTEIZ · Sala Kubik
13 de abril · SEVILLA · Sala Custom
25 de abril · LEÓN · Espacio Vías
27 de abril · SANTANDER · Sala Sümmum
9 de mayo · MADRID · La Riviera
16 de mayo · BARCELONA · Razzmatazz | Room Festival
23 de mayo · CIUDAD REAL · Sala Magestic
7 de junio · VIGO · Sala Rouge
8 de junio · PONTEVEDRA · Sala Karma

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *