Los dilemas de la tecnología

Hace unos días saltaba la noticia de que Amy Winehouse volverá a los escenarios en forma de holograma. Mitch Winehouse, padre de la cantante fallecida en 2011, está preparando un tour mundial en el que se proyectará la imagen de su hija. La puesta en escena de los conciertos trataría de una banda de músicos que acompañan grabaciones originales de Winehouse. Según se ha confirmado a la agencia de noticias Reuters, todo el dinero que se recaude en la gira supuestamente será destinado a la beneficencia; concretamente a la fundación que se creó tras la temprana desaparición de la cantante, que se centra en ayudar a jóvenes que tienen problemas con el alcohol y las drogas.

La presencia de Amy Winehouse en los escenarios no es la primera que se recrea. El pistoletazo de salida que sirvió para hacer recurrente el uso de los hologramas comenzó en 2012 cuando en el festival Coachella se empleó una imagen de Tupac, el rapero asesinado en Las Vegas a mediados de los noventa.

 

Si hablamos de la relación cantantes-hologramas es necesario destacar la “vuelta a la vida” de Michael Jackson en los Premios Grammy de 2014, cinco años después del fallecimiento del Rey del Pop. En dicho evento se proyectó una imagen de Jackson mientras representaba el tema principal del álbum que publicó después de su muerte.

 

Ya hemos comprobado que las nuevas tecnologías nos brindan el privilegio de poder presenciar la experiencia más cercana a lo que sería un espectáculo de algunos de los artistas que han marcado un antes y un después en la historia de la música. Partiendo de esta base debemos matizar si estamos hablando de música o de industria. ¿La misma Amy Winehouse que no soportó la presión mediática en su última gira desearía que su voz, imagen y obra partieran a formar parte de un tour mundial? ¿Michael Jackson estaría satisfecho de su actuación promocionando un disco que salió a la luz una vez que él ya había fallecido? El debate está abierto.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *