La melancolía de The Weeknd

Era 2016 cuando The Weeknd sacaba a la luz “Starboy”, un disco redondo que respetaba perfectamente su sonido y que le permitía llevar a cabo una pequeña evolución fiel a su personalidad musical que para nada se adentraba en lo excesivo. Por ello, Abel siguió cosechando éxitos. Su tercera propuesta estuvo a la altura de “Beauty Behind the Madness” y el cantante continuó sonando en cada rincón del planeta.

Sin embargo, parece que esta vez no ha querido esperar más ni componer más temas sobre algo que parece haberle afectado profundamente. Cualquier persona que esté dentro del mundo de las celebrities recuerda aquella bonita relación que mantuvieron él y Selena Gómez. También recordará, como no puede ser de otra forma, la rapidez con la que todo acabó. Lo llamativo de todo esto es que al poco tiempo, Selena disfrutaba de una relación con Justin Bieber sin importarle las cámaras.

Muchos fueron los que criticaron a la ex chica Disney por no respetar a Abel. Otros la defendieron porque conocían los sentimientos de Selena hacia Justin, con quien había mantenido una relación bastante fuerte e intensa en el pasado. Sea como sea, la vida sentimental de los artistas es algo secundario y si se ha contado todo lo anterior ha sido para que sirva para contextualizar el nuevo EP que The Weeknd ha lanzado recientemente, el cual contiene mil y una referencias hacia Selena, hacia lo que el chico sintió y hacia lo que podría sentir también ahora.

El resultado es “My Dear Melancholy,”: Un trabajo coherente, maduro, con un sonido oscuro al que nos tiene ya acostumbrados pero con unas letras y unas actitudes en la voz que prácticamente no conocíamos en él. Los 22 minutos de duración son preciosos y suficientes precisamente porque puede hacerse a ratos aburrido teniendo en cuenta que podría haber utilizado este EP para explorar nuevos sonidos y romper.

Pero no hay que olvidar que la música es lo único que debería valorarse. En las vidas de los artistas no hay que buscar culpables, soluciones o decepciones porque no somos jueces de nada. Ellos son personas que simplemente comparten su arte con el resto del mundo. Solo con eso, ya somos afortunados.

Mejor canción: “Call Out My Name”

Nota: 70/100

Te gustará si te gusta: Drake, Travis Scott, Frank Ocean, Miguel…

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *