El paso de España por Eurovisión

El Festival de la Canción de Eurovisión este año alcanzará las 63 ediciones. Pese a su longevidad, es uno de los espectáculos musicales más seguidos en Europa y cada vez acumula un mayor número de seguidores, los llamados ‘eurofans’.

Para el certamen celebrado en 2018, el lugar seleccionado ha sido el Altice Arena de Lisboa, ubicación correspondiente tras la victoria lusa el año pasado. Donde un total de 43 países lucharán para conseguir la victoria bajo el lema All Aboard! (¡Todos a bordo!).

Después de su paso por Operación Triunfo, los ex concursantes Alfred y Amaia fueron elegidos para ejercer la representación española en esta edición. Para ver la evolución de las galas, desde On Play, vamos a hacer un repaso por algunas de las actuaciones españolas a partir de su incorporación al festival.

 

Massiel – La, la, la (1968)

En primer lugar, hablamos de La, la, la, canción que supuso el primer éxito español en Eurovisión, pues la cantante Massiel consiguió ascender hasta el primer puesto. El tema compuesto por el Dúo Dinámico fue relevante a la par de polémico, ya que Serrat rechazó cantarlo debido a que no le permitían hacerlo en catalán.

La victoria se consiguió en el Royal Albert Hall de Londres y sirvió para que la popularidad del certamen creciera en nuestro país.

 

Rosa López – Europe’s Living a Celebration (2002)

Al igual que Amaia, Rosa López representó a España en Eurovisión tras ganar la primera entrega de Operación Triunfo. Consiguió la séptima posición en el festival acompaña de otros ‘triunfitos’; David Bisbal, Chenoa, David Bustamante, Gisela y Geno marcaban coros y coreografía.

 

Rodolfo Chikilicuatre – Baila el Chiki-chiki (2008)

”Perrea, perrea”. Fue una sorpresa para todos que el Chikilicuatre consiguiera un 15º puesto más que merecido para la canción que llevaba España ese año. Esta es sin lugar a dudas una de las actuaciones más desconcertantes de toda la historia del Festival de Eurovisión.

 

Daniel Diges –  Algo pequeñito (2010)

Daniel Diges tuvo que soportar una mala posición y la desagradable interrupción de un espontáneo (Jimmy Jump) que se colaba en el escenario para convertirse en uno de los protagonistas de la noche. A favor de Diges tenemos que mencionar la profesionalidad con la que vivió la situación.

 

Remedios Amaya –  ¿Quién maneja mi barca? (1983)

Manel Navarro (representante del año pasado) no ha sido el único español en ocupar el último lugar de la clasificación. En 1983, el resto de países no terminó de entender la interpretación de Remedios Amaya, que cantaba descalza.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *