Cartas de amor LGBTQ

Este mes de junio se celebra la comunidad LGBTQ, y por ello Billboard ha pedido a algunos artistas musicales que dediquen a esta comunidad una carta de amor; Ariana Grande, Halsey, Hayley Kiyoko, Lauren Jauregui, uno de los miembros de Imagine Dragons…

Fuente: Billboard / Lauren Jauregui

Lauren escribió el año pasado, tras las elecciones al presidente de Estados Unidos, cuyos resultados nombraron a Donald Trump como ganador. Jauregui comenta que odió cómo se celebraron las campañas, estaban plagadas de homofobia, de discriminación contra las minorías, de insultos… Hace 5 años ya que comenzó su carrera artística, mediante la cual, dice, pretende arreglar este tipo de errores que hay en la sociedad. Afirma estar muy orgullosa de quien es, y afirma también querer y estar haciéndolo ya, ayudar a sus fans en cuanto a descubrirse a si mismos, y a ser ellos mismos.

Fuente: Halsey.com / Halsey

Halsey por su parte, comienza su carta diciendo que está fascinada a diario de lo bonita que es la comunidad LGBTQ. Lo ve en los besos que se dan las chicas entre el público en sus conciertos, lo lee en las líneas de sus autores favoritos. Y lo nota en la audiencia, cuando detrás de ella hay una pantalla enorme con la bandera del orgullo, y lo grita, a todo pulmón, contra los opresores, y con el apoyo de sus fans.

Fuente: Billboard / Hayley Kiyoko

Hayley Kiyoko es conocida por ser una cantante lesbiana que canta sobre eso precisamente, tratando de normalizar la situación, y en su carta le da las gracias a la comunidad LGBTQ por darle la oportunidad de escribir sobre el tema. Sobre el amor que ella siente y hacia quien lo siente. Con toda libertad, porque dice sentir el acepto y no el rechazo de la gente a su alrededor, ya sea en persona o mediante internet. Para ella es precioso ver a los padres de niños y niñas LGTBQ asistir a sus conciertos y mostrar apoyo.

Ariana Grande

Ariana Grande también ha mostrado su afecto hacia esta comunidad, diciendo que no hay nada más contagioso que la alegría de las personas LGTBQ. Cuenta cómo creció con un hermano gay; sin notar la diferencia entre Frankie antes de salir del armario y Frankie después de hacerlo. Siempre ha sido Frankie. Cuenta historias sobre personas que conoce en los meet and greet, o una chica que conoció en el Starbucks que le dijo cómo su música le ha ayudado a ser quien era. Termina diciendo las preciosas palabras de que el amor es como la música; no tiene género, ni edad, ni raza, ni edad.

 

¡Feliz mes del orgullo!

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *