Tu vida rompiéndose por Raúl Zurita

Portada del libro. Fuente: fnac.es

Raúl Zurita es, cuanto menos, un personaje interesantísimo. La vida del poeta se vio truncada por la dictadura chilena. El mismo día del golpe de Estado lo detuvieron y estuvo preso en las bodegas de un carguero, donde fue torturado.

Quizá fue ahí donde brotó su espíritu activista, nació en él la poesía como respuesta revolucionaria a los acontecimientos políticos que lo rodeaban y ahogaban. La portada de su primer libro la cubría entera una foto de él con una cicatriz en la mejilla de una herida que se hizo él mismo con un hierro al rojo vivo.

Portada del primer libro del autor. Fuente: Visor Libros.

En 1979, cuando salió mi primer libro, Purgatorio, yo podía verlo en las vitrinas de todas las librerías de Santiago. Pero no podía entrar a ninguna. El acuerdo para no mandarme preso me prohibía ingresar a cualquier librería y quedé fichado en todas.

En 2016 el poeta presentó Tu vida rompiéndose en la Feria del Libro de Madrid. Amigo del popular mantra de muchísimos poetas –donde duele inspira-, explicó el carácter especial que tiene para él esta obra. Es una antología personal que recoge más de 30 años escritura. Toda una vida de poesía.

La herida es el hueco por donde pasan las palabras.

Mientras recopilaba la antología, publicó cinco libros para “descomprimir”, pues se le hacía necesario. Dentro de Tu vida rompiéndose podemos encontrar Purgatorio, Anteparaíso, La vida nueva, Inri, Zurita y, por supuesto, mucho más, como fotografías de sus poemas grabados en el desierto del Atacama o perfilados en el cielo de Nueva York.

Todas las letras de Zurita están cargadas de verdad; sus versos, aunque no parezcan tener en un principio ni dios ni ley, están entrelazados de principio a fin por todo el amor y todo el dolor de toda una vida marcada por la poesía por necesidad.

Entonces, aplastando la mejilla quemada

contra los ásperos granos de este suelo pedregoso

-como un buen sudamericano-

alzaré por un minuto más mi cara hacia el cielo

llorando

porque yo que creí en la felicidad

habré vuelto a ver de nuevo las irrefutables estrellas.

P.D 1: Puedes encontrar este y otros títulos del autor en Fnac.

P.D 2: Te dejo una entrevista al autor del 2006 que vale la pena sentir.

Compartir
Un comentario Añade el tuyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *