Poesía Portátil: Que cada cosa cruel sea tú que vuelves…

Portada. Fuente: Fnac.

Cortázar escribió la mayoría de su obra en prosa, pero la poesía está presente en cada letra que salió de su puño. Esta selección de Ana Becciu es un compendio perfecto de todo el surrealismo que imprime sus versos.

Viejo poeta, mírala mirarte

con ojos que constelan otro cielo

donde no tiene puerto tu esperanza.

Todos los poemas tienen un título que canta al amor, a los cuerpos, a un dios sin deificar al que poder echar en cara la desobediencia de las almas. Canta a los árboles y los niños que juegan entre ellos, canta a la vida, a la rapidez con que se es todo y nada en un segundo.

El estilo es libertad en estado puro. Si bien es capaz de someterse a formas establecidas como los sonetos, deja claro que lo hace porque quiere y no porque así esté estipulado. La anarquía en Cortázar marca sus pasos, firmes, y cuesta encontrar referencias incluso sabiendo que era un ávido lector de SalinasCernuda.

Que cada cosa cruel sea tú que vuelves comienza con una declaración de Arrimos en la que el propio Cortázar lo reconoce:

Discurso del no método, método del no discurso, y así vamos. Lo mejor: no empezar, arrimarse por donde se pueda.

Y no contento con ello, inventa, reinventa, hace y deshace el lenguaje a su antojo, creando palabras que no existen para explicar sensaciones muy reales. Sensaciones como escalofríos en la piel que escarchan como un diamante o un calambre en el brazo izquierdo por miedo, por temblor o por fracaso. Cierra los poros para que no escapen las lágrimas del templo, sella los pies para no sentir el crujido de las suelas en el firmamento.

No me des tregua, no me perdones nunca.

Hostígame en la sangre, que cada cosa cruel sea tú que vuelves.

¡No me dejes dormir, no me des paz!

Entonces ganaré mi reino,

naceré lentamente.

No me pierdas como una música fácil. no seas caricia ni guante:

tállame como un sílex, desespérame.

Que cada cosa cruel sea tú que vuelves es París en noches frías junto al Sena, queriendo escuchar el arrullo del filamento de las luces en la ciudad de las bombillas y esperando que “no haya drama en el murmullo”.

Puedes encontrar este título en Fnac.

[Total:3    Promedio:5/5]
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *