La nueva película de Pixar “Coco” comparte pantalla grande con el famoso “Olaf”

En la víspera del famoso Thanksgiving (Día de Acción de Gracias), llegó a América, “Coco” una nueva apuesta por parte de Disney Pixar que ha batido el record de recaudación en México este mes de noviembre, convirtiéndose en la película más taquillera de la historia del país.

“Coco” profundiza en la cultura mexicana convirtiéndose, como hemos visto, en una apuesta ganadora. Su éxito ha sido prácticamente instantáneo, las redes sociales ardieron con comentarios de personas orgullosas y alegres tras haber visto la película. La mayoría defendían la emoción que les causó y la belleza de su contenido animado.

Los productores estadounidenses declaran que es una película vistosa y colorida sobre la cultura tradicional que se muestra a través de los ojos del protagonista, Miguel, un niño mexicano que quiere cumplir su sueño siguiendo los pasos de su ídolo cantante, Ernesto de la Cruz. Sin embargo, esto se le complica porque en su familia existe un veto hacia la música por el “abandono” de un tatarabuelo suyo que se alejó para cumplir sus deseos con su mejor amiga; la guitarra.

Miguel, sin encontrar apoyo para cumplir ese sueño, se adentra en una aventura con su perro Dante por el inframundo, añadiendo así la referencia a la famosa festividad mexicana del “Día de los Muertos” que honra a los ya fallecidos.

El director de la película Lee Unkrich menciona que querían conseguir la creación de un largometraje con respeto cultural y la aceptación latina. Para ello viajaron a México varias veces y se introdujeron en la cultura gracias a los miembros latinos que formaban parte de la producción y que ayudaron a darle raíces geográficas y sociológicas a este mundo de fantasía. Además contaron también con variedad de consultores culturales externos. Finalmente, respecto a la familia Rivera (familia de Miguel) se la mostró como un matriarcado multigeneracional liderado por su formidable abuela.

Benjamin Bratt (actor que pone voz al cantante Ernesto de la Cruz en la cinta):

“Leí el guion antes de empezar a actuar. Creo que ofrece el que probablemente sería el mayor impacto emocional de todas las películas dentro de su canon. Lo creo. Creo que es una obra maestra, para ser franco contigo… La belleza de la película. El arte. La atención a cada detalle. El impacto emocional que ofrece al final es innegable. Estoy realmente orgulloso de ser parte de ella”.

Está claro que “Coco” puede convertirse en una de las películas Pixar más emotivas de la historia, habiendo ya sentido sensaciones similares con los mismos creadores en “Toy Story” Buscando a Dory” o “Del revés”.

Esta aproximación de la productora al mercado latino llega en un momento crucial para Estados Unidos. Aunque la idea surgió en 2010 teniendo luz verde en 2013, coincide su estreno con “la era Trump”.  Los creadores comentaron que no contaban con su debut en este ambiente tan distinto de 2017, y admiten que son conscientes de que es un momento muy curioso para contar esta película.

Unkrich: “Pero, en un mundo en el que hay tantos aspectos negativos, nos sentimos honrados de estrenar una película que celebra lo maravillo de la cultura de la gente mexicana”.

Además, Gael-Garcia Bernal, que pone voz al personaje de Hector (un esqueleto del inframundo) en la versión estadounidense, afirmó que la película iba dedicada “a los hijos de los inmigrantes insultados por Trump”.

En definitiva, “Coco” de nuevo es reconocida por la esencia de Disney: la familia y la emoción. Este espectacular film que continua estas semanas marcando su éxito en América, podrá verse en España a partir del 1 de Diciembre.

Pero esto no es todo, a este film cultural se le añade lo navideño de la mano del famoso muñeco de nieve, “Olaf”, de Frozen.

“Coco” como hemos dicho es una película de Pixar, por lo que no podía faltar el corto que antecede a la cinematográfica de la productora y esta vez será “Olaf: una aventura congelada” el que lo eclipsará.

Se podrá ver antes de “Coco” por tiempo limitado, esto es un caso especial ya que dura 28 minutos y esto ha tenido buenas y malas críticas. Las buenas son obvias, los fans de Frozen están felices de poder contar con el popular y gracioso muñeco del megahit de 2013. Por el contrario, hay padres y madres que se han quejado de tener que ver media hora más de algo por lo que no han pagado.

El equipo del corto defiende su duración. El mismo Roy Conli (productor del corto y otros films como “El planeta del tesoro“) afirmó:

“Es gracioso, porque cuando yo crecí, esto era el estándar. Algunos recordarán que antes de las películas de Disney había cortos de “Winnie the Pooh” que duraban lo mismo, y uno como niño siempre lo pasaba bien”.

El metraje estaba pensado para exponerlo en televisión en la ABC (canal norteamericano) pero más tarde concluyeron que calzaba muy bien con la historia de “Coco”. De esta forma podremos ver la historia de la primera Navidad de Elsa y Anna, que se dan cuenta de que no cuentan con ninguna tradición festiva y el parlante muñeco de nieve Olaf junto al reno Sven se encarga de conseguir encontrar las mejores costumbres navideñas para celebrar la primer navidad junto sus amigas, todo acompañado de nuevas canciones.

Esta “cortita” aventura de Olaf es un aperitivo para poder aguantar hasta 2019 y visionar la entrega de Frozen 2. Y no debemos preocuparnos si nos lo perdemos en el cine porque el cortometraje se ha alistado finalmente también su estreno en la televisión y en la plataforma de streaming “Netflix” para el próximo 8 de diciembre.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *