Crítica de La boda de mi ex

Reeves y Ryder vuelven a trabajar en equipo en esta reflexiva y cómica cinta que habla largo y tendido del amor, la soledad, el sentido de la vida o la sociedad, entre otros.

La semana pasada pudimos asistir a un visionado de La boda de mi ex (Destination Wedding) la última película de Victor Levin, protagonizada por Keanu Reeves (The Matrix) y Winona Ryder (Stranger Things). Los dos actores, ambos con una larga trayectoria en Hollywood, vuelven a colaborar por cuarta vez, y es que en las últimas décadas han trabajado también en Drácula (1992), Una mirada a la oscuridad (2006) y La vida privada de Pipa Lee (2009).

Uno jovencísimos Winona y Keanu en una escena de Drácula de Bram Stoker. / Imagen de Filmaffinity.

En esta ocasión ambos son los protagonistas indiscutibles de la cinta (ya que son los únicos que participan de forma activa en ella). En esta ocasión interpretan a Lindsay y Frank. Ambos son dos adultos antipáticos y cansados de la vida que son invitados a una boda en un destino paradisíaco a la cual ninguno quiere ir. Cansados de todo, lo que comenzará como una serie de discusiones y comentarios despectivos profundizará en largas conversaciones sobre temas como el sentido de la vida o del amor.

La película es una comedia romántica, campo en el que su director, Victor Levin, ya tiene experiencia con su otra película 5 a 7. Tiene una duración de 90 minutos así que no se extiende sobre manera, y es de agradecer ya que el formato que posee acabaría agotando a cualquiera si tuviera que aguantar más.

Los más interesante de esta historia es la premisa que tiene respecto al guión y que llama bastante la atención. La acción y diálogos explícitos únicamente tienen lugar en los personajes de Lindsay y Frank. Es decir, solo vemos y oímos frases o conversaciones de estos dos, ya sea solos o entre ellos. Ningún otro personaje tiene voz en esta historia, aunque se les pueda ver de fondo hablando con otras personas o con alguno de los dos protagonistas.

Las burlas y comentarios despectivos son la tónica inicial en la relación entre los protagonistas. / Imagen de Ecartelera.

Bien, ¿esto qué consigue? Esto hace que única y exclusivamente prestemos atención a lo que dicen los protagonistas, y en esta historia tienen mucho que decir. Al ser dos personas amargadas y antipáticas están acostumbradas a que la gente pase de ellos sin más. Al encontrarse descubren a alguien que juega a su juego y lo que en un primer momento son sarcasmos y burlas poco a poco son conversaciones que derivan a sus vidas, el porque del matrimonio y el amor, la muerte y el sentido de la vida etc.

La película se basa en Lindsey y Frank y en sus diálogos. Por ello son los únicos con voz propia en la historia. / Imagen de Ecartelera.

Como comedia romántica en general cumple. Dos personas amargadas que al principio no se soportan, burlas entre ellos, situaciones cómicas y en ocasiones bastante absurdas y un evidente enamoramiento entre ambos que el público más ñoño habrá estado deseando desde el minuto uno.

Por lo demás algunas de las escenas de dialogo o de situación absurda (o una que sea mezcla de ambas) pueden hacerse un poco largas pero por lo general tiene un ritmo que cumple y se alternan para no resultar cargante ninguna de las dos partes. Además tanto Keanu Reees como Winona Ryder cumplen y hacen una buena actuación.

Por lo tanto, te gustará la cinta si; Eres fan de las comedias románticas en general y te gustan los diálogos que implican largas reflexiones sobre la vida.

No te gustará: Si esperas que ocurra algo más que lo cliché de una película de este género. El humor no es nada rebuscado ni sofisticado y los diálogos tampoco tienen un contenido filosófico que los lleve al descubrimiento de una verdad absoluta.

La película estará en las salas de cine españolas a partir del próximo 5 de abril. Mientras aquí está el tráiler:

Compartir
2 comentarios Añade el tuyo
  1. Me gustó mucho la película y como abordan estados que muchos viven y sin embargo no admiten o no se dan cuenta de si mismos. Realmente la disfruté, al margen de ser subgetiva con Keanu Reeves ( pues para mi el interpreta todos sus roles excelentes) ese lado humano que interpreta lo revela aún más en la calidad de actor que es .

    1. Son dos personas sufridoras que encuentran con quien vaciarse y decir lo que llevan toda la vida sintiendo y pensando. A mi también me gustaron tanto la presentación de los diálogos como las reflexiones de estos. Y tanto Keanu como Winona cumplen con creces como los grandes actores que son.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *