“Campeones”, un triple a favor de la discapacidad intelectual

La cinta de Javier Fesser sigue siendo líder en su segunda semana después de coronarse como mejor estreno español del año. Risas, llantos y emoción son las claves de esta historia que logra que uno se enamore de cada personaje. Un gran paso hacia la visibilización de un colectivo que pasa desapercibido y del que nos enseñan muy poco.

Hace dos semanas, el 6 de abril, llegaba Campeones a nuestros cines de la mano de Universal Studios. La película ha sido dirigida por Javier Fesser y está protagonizada por Javier Gutiérrez como entrenador y su equipo formado por diez actores debutantes, todos con discapacidad intelectual. Este peculiar equipo de baloncesto no solo ha logrado el mejor estreno español del 2018 sino que ha ganado el partido a adversarios como Steven Spielberg (Ready Player One) y a Dwayne “La Roca” Jonhson (Proyecto Rampage).

Dicha película trata sobre como la vida de Marco Montes (Javier Gutiérrez) da un giro inesperado. Tras tocar fondo en todos los aspectos de su vida (ser despedido del club que entrenaba, dejar a su mujer de forma temporal, volver al nido materno) y pasar una noche en un calabozo de la policía, Marco tendrá que cumplir como condena el entrenar durante tres meses al equipo de baloncesto de un centro de día para discapacitados intelectuales. Tras unas primeras impresiones con sus nuevos jugadores un tanto nefastas (situaciones absurdas y balonazos por doquier) veremos como, poco a poco, Marco irá descubriendo que al igual que nosotros, son personas con sus responsabilidades, aficiones y preocupaciones. Al final uno se acaba preguntando que es ser normal y quien realmente puede decir que lo es.

Fesser dando instrucciones a sus “Campeones” durante el rodaje. Fuente RTVE

Durante el trascurso de las dos horas de duración de la cinta uno acaba enamorándose de cada personaje y al mismo tiempo llega a admirarlos. A medida que la historia avanza los vemos conduciendo, trabajando, organizándose su propia vida, etc. Esto puede sonar muy trivial y muy obvio pero, rompe totalmente con una serie de prejuicios y estigmas sobre las capacidades que estas personas poseen y que tenemos muy arraigados en nuestra sociedad. Cuando se le pregunta al director sobre como ha sido trabajar con este grupo de actores y si ha habido algún problema con ellos, Fesser, nos cuenta que “la dificultad de trabajar con estas personas ha venido derivada, exclusivamente, de que no eran actores”.

Si buscas algo que te haga reír a carcajadas, que te haga soltar unos cuantos lagrimones, que acabes llorando de alegría o descubriéndote haciendo todo eso a la vez, esta es tu película. Y sobretodo te hará pensar. Esta no es la típica historia sensiblera de superación, esta es una historia real y fiel a lo que es el día a día de gente con discapacidad. Te hará pensar en todo lo que creías sobre esta gente que ha resultado ser mentira y en todo lo que no debes saber aún. Es, como vemos en el cartel, una “comedia muy seria”.

Jugadores descansando en la banca y con la palabra Esfuerzo encima suyo. Fuente ABC

“A medida que avanzaba este casting era cada vez más evidente que la verdad que se desprende de estas personas es muy difícil de imitar cuando no, imposible”. Con esta frase de Fesser me gustaría concluir para que quede claro que lo que vemos en la cinta es una realidad. Pero no solo lo bueno, como cuando van ganando partidos y nos muestran sus propias capacidades y responsabilidades, sino también los aspectos más crudos, como es la situación en la que el equipo, viajando en un autobús es maltratado y evitado por todos sus ocupantes.

Gloria Ramos, integrante de este club de baloncesto y actriz con síndrome de Down, explica que las escenas que más disfrutó grabando es cuando su personaje se dedica a dar patadas en las partes bajas de los que no la respetan. Por lo tanto yo os invito a ver el tráiler, comprar la entrada para ir al cine y darle una buena patada, donde más duele, a todos los prejuicios sobre estas personas. Ya que, al fin y al cabo, son eso. Personas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *